Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Divulgazeral

Cuidemos Las Chorreras del río Cabriel

Ecología recreativa
Cuidemos Las Chorreras del río Cabriel

Guía práctica sobre cómo visitar Las Chorreras del río Cabriel en vísperas de su declaración como Monumento Natural


El espacio natural conocido como Las Chorreras del río Cabriel, ubicado entre los términos municipales de Enguídanos y Víllora, en la provincia de Cuenca, alberga un valioso patrimonio natural. Se trata de un tramo del río Cabriel en el que encontramos un sistema de tobas fluviales aún activo, algo casi único a nivel mundial. Cuando visitamos este paraje estamos siendo testigos de cómo “el agua se convierte en piedra” gracias a la acción de las cianobacterias, unas algas microscópicas que también son responsables del color turquesa del agua. Es un fenómeno natural que comenzó a producirse hace unos 120.000 años, cuando los neandertales poblaban la Península Ibérica. El paisaje resultante de este proceso geomorfológico único ha dado lugar a comunidades florísticas y faunísticas importantes para la conservación de la biodiversidad dentro del contexto biogeográfico en el que se encuentran.

Sistema de tobas fluviales del cauce del río Cabriel en Las Chorreras.

 

La singularidad y belleza de Las Chorreras del río Cabriel, junto con las abundantes piscinas y cascadas naturales que el río ha formado a lo largo de miles de años, propician que este espacio natural también sea apreciado por sus cualidades para el esparcimiento y el recreo, especialmente a través de actividades como el baño y los deportes de aventura como el barranquismo. Sin embargo, su elevado atractivo turístico le ha jugado una mala pasada a lo largo de los últimos 10 años. En la actualidad, Las Chorreras del río Cabriel se han convertido en un destino turístico muy demandado durante los meses de verano, en el que los problemas de masificación turística y los impactos ambientales asociados pueden suponer una amenaza para la integridad de los recursos naturales que alberga y un impacto psicológico adverso para los propios visitantes como resultado de una experiencia recreativa insatisfactoria.

Afluencia de visitantes durante el verano en Las Chorreras del río Cabriel: Visitantes transitando por el Salto de Víllora hacia el río (1) y visitantes concentrados junto al río (2).

 

Para dar respuesta a esta situación, en verano de 2017 la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Cuenca de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) inició el proceso para la declaración de este enclave como Monumento Natural, una figura de protección de la naturaleza que permitirá regular su uso público de forma compatible con la conservación del patrimonio natural y el desarrollo socioeconómico local. Este proceso requirió de un estudio científico-técnico que permitiera caracterizar su uso público en las condiciones actuales, algo en lo que trabajamos junto a nuestra firma de consultoría Stipa Environmental Consulting. Los resultados de este trabajo, en el que aplicamos los principios de la Ecología recreativa, junto con los de otros informes complementarios, servirán para establecer las medidas de gestión necesarias para garantizar el uso público sostenible del futuro espacio natural protegido.

Aunque la declaración del Monumento Natural de Las Chorreras del río Cabriel será una realidad muy pronto, el reglamento y las normas que velarán por su uso público sostenible aún no estarán vigentes durante el verano de 2018. Por este motivo, consideramos muy necesario proporcionar, a todos los visitantes potenciales, una serie de recomendaciones básicas sobre cómo visitar este fantástico espacio natural y cómo comportarse durante su estancia en el mismo. A falta de la inminente regulación específica, estas recomendaciones se fundamentan en los resultados de los informes referidos anteriormente y en lo establecido por la legislación castellano-manchega y municipal en materia de conservación del patrimonio natural, uso recreativo del medio natural, desarrollo de actividades de turismo activo, y en las normas básicas en materia de Seguridad Vial.

Portada del informe “Caracterización del uso público del espacio natural de Las Chorreras del río Cabriel” [descargar documento completo en PDF].

 

Antes que nada, la seguridad es fundamental…

¡Las Chorreras son una zona peligrosa para el baño y los deportes de aventura! ⇒ Las Chorreras se ubican a unos 1200 metros por debajo de la Presa de Víllora, que está asociada a la Central Hidroeléctrica “Lucas de Urquijo”. Esto significa que el caudal del río Cabriel en este punto depende del funcionamiento de la presa, registrándose días con un caudal más elevado (asociado a una corriente más fuerte y violenta) que otros. Por otro lado, una avería en la presa o una tormenta inesperada (entre otras causas) podrían ocasionar un incremento importante y repentino del caudal del río Cabriel a su paso por Las Chorreras, generando una fuerte corriente capaz de arrastrar todo lo que pille a su paso. Esto, junto con las características abruptas del terreno y del cauce del río, hacen que Las Chorreras sean una zona peligrosa para el baño y los deportes de aventura. Además, debes tener en cuenta que la zona de Las Chorreras no está catalogada como “zona de baño interior autorizada” por la JCCM. Si visitas Las Chorreras y decides bañarte, debes saber que lo haces bajo tu propia responsabilidad y que asumes los riesgos inherentes a la presencia de la presa y a las características del río y del entorno.

Las Chorreras del río Cabriel son una zona peligrosa para el baño y los deportes de aventura.

 

¡No hagas estupideces!  Las Chorreras están llenas de cascadas y pozas fantásticas, bordeadas de impresionantes edificios tobáceos. Pero refrescarse en las aguas del río Cabriel o deleitarse con las maravillas del entorno no implican la necesidad de jugarse el tipo. Transitar por sendas peligrosas, caminar por las cascadas, los saltos de agua o el cauce del río, subirse a los edificios tobáceos, tirarse al agua desde la roca más alta o creerse capacitado para hacer barranquismo con un bañador y unas chanclas son auténticas estupideces en un lugar como Las Chorreras. Imprudencias como estas son la causa del 100% de los numerosos accidentes que cada verano se producen en el paraje. En relación con esto, debes tener en cuenta que en Las Chorreras no existe un puesto de socorro o de atención sanitaria, y que la cobertura móvil es escasa o nula, por lo que ante cualquier accidente debes llamar al Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias de Cuenca (112).

No te salgas de las sendas principales, ni de las pozas más grandes  En Las Chorreras existen una serie de sendas y caminos que, aunque no están actualmente en muy buen estado, se encuentran bien marcados y comunican las zonas más importantes del paraje para disfrutar de una jornada de ocio. Para los que deciden bañarse, existen ciertas pozas en el cauce del río en las que, por su tamaño y menor corriente, se puede disfrutar del río de forma relativamente más segura –aunque no exenta de los riesgos mencionados anteriormente–. Por las características abruptas del entorno y del cauce del río Cabriel, es especialmente imprudente salirse de estas sendas, caminos y pozas, por lo que si no quieres correr riesgos, procura no hacerlo. Por otro lado, salirse de estos puntos implica impactos negativos sobre las formaciones vegetales y geológicas de mayor valor ecológico.

Cuantos menos “trastos” lleves, mejor  Todo lo que necesitas para disfrutar de una jornada de campo en Las Chorreras cabe en una mochila: algo de comer y de beber, la cámara de fotos, una toalla (para los que deciden bañarse durante su visita)... Llevar neveras, mesas, sillas, mosquiteras, hamacas, sombrillas o cualquier otro tipo de utensilios solo dificultará el acceso al paraje e incrementará el riesgo de accidentes.

No es un lugar muy recomendable para personas con movilidad reducida  Las características escarpadas del terreno y del cauce del río Cabriel, el relativo mal estado de sendas y caminos y la ausencia actual de infraestructuras acondicionadas motivan que, quizá, Las Chorreras no sean –al menos actualmente– un lugar demasiado adecuado para las personas con movilidad reducida.

¡Estas cosas no pueden pasar! ⇒ Visitantes transitando por una senda peligrosa (1); visitantes sobre un edificio tobáceo de gran altura (2); visitantes transitando por el cauce del río como si fueran barranquistas, sin el material de seguridad adecuado (3); visitantes descendiendo por un edificio tobáceo resbaladizo (4); las consecuencias de las imprudencias: bomberos y helicóptero del Servicio 112 de Cuenca rescatando a visitantes accidentados (5, 6).

 

¿Cómo visitar Las Chorreras?

Las Chorreras se encuentran en el tramo del río Cabriel que bordea el Salto de Víllora, un antiguo poblado que fue habitado por los trabajadores de la Central Hidroeléctrica “Lucas de Urquijo”, y que actualmente es patrimonio industrial. El acceso principal a Las Chorreras se encuentra justo en el desvío al Salto de Víllora desde la carretera CUV-5014, la vía de comunicación que conecta las localidades de Enguídanos y Cardenete. En este punto existe una barrera física que impide el paso de vehículos a motor, por lo que solo podrás llegar a Las Chorreras andando o en bicicleta, recorriendo los 900-1000 metros existentes entre la barrera y el río Cabriel a través del Salto de Víllora.

La distancia entre Cardenete y el Salto de Víllora (unos 12 km) o Enguídanos y el Salto de Víllora (unos 5 km) motiva que la mayoría de los visitantes de Las Chorreras lleguen al paraje en sus vehículos particulares. Pero esto supone un problema, ya que una vez se llega a la barrera física ubicada en el desvío al Salto de Víllora desde la carretera CUV-5014, no hay donde aparcar. Esta situación motiva que muchos visitantes decidan estacionar sus vehículos en las cunetas de la carretera CUV-5014, algo que no solo está prohibido y es sancionado por la Guardia Civil, sino que además origina graves problemas de seguridad vial. El Ayuntamiento de Enguídanos está trabajando para habilitar un parking en este punto, pero es posible que no llegue a estar operativo durante la temporada de verano de 2018.

Ante estas circunstancias, la mejor alternativa para visitar Las Chorreras pasa por llegar a Enguídanos, estacionar nuestros vehículos particulares en las zonas habilitadas para ello (explanada de “La Cooperativa”), y en optar por cualquiera de las siguientes opciones:

  1. Hacer uso de la línea de autobús implantada por el Ayuntamiento de Enguídanos. Tiene sus salidas y llegadas en la explanada de “La Cooperativa”.
  2. Aprovechar para disfrutar de la Naturaleza a través del senderismo o bicicleta de montaña por el “PR-53 de Las Chorreras. Se trata de un sendero de Pequeño Recorrido (PR), señalizado, de unos 4,5 km de longitud, que sale de Enguídanos y llega hasta Las Chorreras bordeando la orilla del río Cabriel.

La barrera física ubicada en el desvío al Salto de Víllora desde la carretera CUV-5014 está custodiada por los llamados Ecovigilantes, personal del Ayuntamiento de Enguídanos que controla el acceso a Las Chorreras en este punto y colabora en el mantenimiento del paraje. Ante cualquier duda o incidente, son una buena fuente de información y de ayuda. También es muy recomendable contactar con la Oficina de Turismo de Enguídanos para solicitar cualquier tipo de información, incluso con antelación, ya que te proporcionarán los detalles sobre cualquier aspecto relacionado con la visita a Las Chorreras para que puedas planificarla adecuadamente.

¡Estas cosas no pueden pasar! ⇒ Vehículos estacionados invadiendo la calzada (1, 2); la estrechez de la calzada y las cunetas dificultan mucho estacionar y maniobrar, lo que conlleva un riesgo importante para la seguridad vial y la aparición de accidentes (3).

 

¿Cómo comportarse durante la visita a Las Chorreras?

No arrojes ni escondas tu basura, llévatela ⇒ La presencia de residuos es uno de los impactos ambientales más comunes y notorios en los espacios naturales donde los visitantes tienden a concentrarse, también en Las Chorreras. Esto no solo tiene un impacto negativo sobre los suelos, la calidad de las aguas, la vegetación y la fauna, sino que además afecta negativamente a la experiencia de los propios visitantes y puede ser el origen de problemas de salud pública. ¡NO SEAMOS CERDOS! Guarda tu basura (toda y de cualquier tipo) y llévatela contigo cuando finalices tu visita. Hay contenedores junto a la barrera física ubicada en el desvío al Salto de Víllora desde la carretera CUV-5014 y en la explanada de “La Cooperativa” en Enguídanos.

No fumes ni hagas fuego, ni utilices aparatos que lo producen La legislación en materia de prevención y extinción de incendios forestales califica el verano como un “periodo de alto riesgo de incendios”, lo que implica las prohibiciones de fumar, hacer fuego y/o utilizar aparatos que lo producen en los espacios naturales. Por otro lado, los filtros de las colillas de los cigarrillos son residuos altamente contaminantes: cuando se arrojan al suelo o al agua liberan sus sustancias tóxicas, siendo una sola colilla capaz de contaminar hasta 50 litros de agua.

¡Estas cosas no pueden pasar! ⇒ Acumulación de basura en Las Chorreras (1); residuos dispersos en el paraje (2); colilla de cigarrillo arrojada en el sistema de tobas del cauce del río Cabriel (3).

 

Haz tus necesidades en el WC Al llegar a Las Chorreras a través del Salto de Víllora encontrarás un área recreativa con mesas de merendero, y junto a ésta, una zona donde el Ayuntamiento de Enguídanos tratará de habilitar unos WC portátiles. Si están disponibles, úsalos, contribuirás –y mucho– a mantener limpio el paraje.

Cuida tu nivel de ruido ⇒ El uso de aparatos de música, los gritos y las voces de la gente pueden ocasionar molestias a la fauna silvestre y al resto de los visitantes. Recuerda que estás visitando un espacio natural, y que los sonidos de la Naturaleza son aquí mucho más valiosos que las carcajadas más llamativas o los temazos musicales más animados.

No abuses del uso de cremas u otro tipo de lociones corporales si vas a hacer uso del río Si decides bañarte durante tu visita, debes saber que el uso de cremas y lociones corporales alteran el aspecto del agua y la contaminan. Es importante protegerse del Sol, pero recuerda que estás en uno de los ríos más limpios de Europa. No contribuyas a que esto cambie.

Si vas en compañía de tu perro, llévalo atado o contrólalo de cerca Los perros que no van atados o no están bien controlados por sus dueños pueden ocasionar daños o molestias a la flora, la fauna y a otros visitantes. Si tu perro no es de los que se quedan quietos a tu lado, llévalo atado. En cualquier caso, recoger sus excrementos contribuirá positivamente a mantener limpio el paraje.

La acampada libre no está permitida La acampada libre –la instalación en el medio natural de tiendas de campaña, caravanas o elementos similares– no está permitida en general en Castilla-La Mancha, y la acampada en régimen de travesía requiere comunicación y autorización de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la JCCM.

No causes daños al patrimonio geomorfológico, ni lo expolies ⇒ Las rocas tobáceas y los fósiles son vulnerables a la degradación antrópica causada por el pisoteo constante y por el expolio. Además, las zonas activas del sistema tobáceo –donde se forma nueva roca de forma natural–, localizadas en las cascadas, los saltos de agua, las rampas y los toboganes, son especialmente delicadas: cuando se pisan se destruyen las capas de roca recién formadas, alterándose por completo el funcionamiento natural del sistema. Las rocas, los fósiles y los procesos naturales que forman Las Chorreras son la esencia de su riqueza natural. Evitar salirnos de las sendas y caminos señalizados o de las pozas donde se acumula el agua, y evitar pisar las cascadas y los saltos de agua, ayudarán a la conservación de las zonas más vulnerables y de mayor valor ecológico.

No causes daños a la fauna, ni captures animales ⇒ Al margen de lo establecido por las leyes regionales de caza y pesca, cualquier acción que implique la persecución, captura o agresión de animales silvestres está prohibida. Estás en el hogar de los habitantes de Las Chorreras, y se merecen en mismo respeto que el que profesas a tus amigos cuando les visitas en casa.

No causes daños a la flora, ni recolectes plantas ⇒ La ruptura de ramas, la corta de ejemplares o cualquier otro tipo de daños a la cubierta vegetal están prohibidos. Las plantas que habitan Las Chorreras forma parte de Hábitats de Interés Comunitario, y su conservación es la base de la biodiversidad de la zona.

¡Estas cosas no pueden pasar! ⇒ Árbol con ramas partidas junto a una senda (1); destrozos en la cubierta vegetal ribereña (2); niños capturando (o intentando capturar) fauna acuática mediante el uso de una sacadera (3); grupo de visitantes capturando peces (4).

 

Barranquistas, el cuidado de Las Chorreras también es responsabilidad vuestra ⇒ En Las Chorreras, el barranquismo es fundamentalmente practicado por grupos de visitantes que contratan los servicios de empresas de turismo activo. Se trata de una actividad que, por sus características intrínsecas, puede tener un impacto importante sobre el cauce del río Cabriel y los procesos activos del sistema tobáceo. Tanto si eres monitor como participante de una actividad de barranquismo, puedes contribuir –y mucho– al cuidado del río Cabriel. Procurar no pisar ni transitar por las cascadas, saltos de agua, rampas y toboganes: recordar que es ahí donde las cianobacterias “convierten el agua en piedra”, y donde crecen las plantas de mayor valor ecológico. Procurar no montar demasiado escándalo: podríais molestar a la fauna del entorno y a otros visitantes. Y procurar no sobrecargar el río: respetar un tiempo de espera de 1 hora entre la entrada de cada grupo al barranco, y no vayáis en grupos de más de 15 barranquistas. No olvidéis que solo las empresas de turismo activo inscritas en el Registro Municipal de Empresas de Turismo Activo de Enguídanos pueden realizar barranquismo en Las Chorreras tras la correspondiente solitud de turno y hora en la Oficina de Turismo.

¡Estas cosas no pueden pasar! ⇒ Grupo de barranquistas transitando por una cascada (1); dos grupos de barranquistas relativamente numerosos inician la actividad de forma simultánea (2); dos grupos de barranquistas relativamente numerosos transitan por el cauce del río Cabriel de forma contigua (3).

 

¡VISITANTE! La conservación de Las Chorreras del río Cabriel está en tus manos. Por el bien de Las Chorreras, el tuyo y el de todos, ¡CUÍDALAS!


 

¿Te interesan las Ciencias Ambientales y la divulgación científica?

¡Subscríbete a nuestra Newsletter en el apartado que encontrarás al final de nuestra web

 

¿Trabajas en el ámbito de las Ciencias Ambientales, y te gustaría divulgar los resultados de tus trabajos a través de Divulgazeral?

¡Escríbenos a info@azeral.es!

 

¡Síguenos en las redes sociales!

Linkedin | Facebook | Twitter | Instagram | Google+ | Youtube

Busca los hastags #divulgazeral y #azeralenvsci