Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola

Divulgazeral

¿Qué es y para qué sirve un Azeral?

Bienvenidos a Divulgazeral
¿Qué es y para qué sirve un <i>Azeral</i>?

¡Bienvenidos a Azeral Environmental Sciences y a Divulgazeral, nuestro blog de divulgación científica!


Hace unos días, mientras pensábamos en qué título ponerle a nuestra presentación, nos encontramos de casualidad con la película española “¿Para qué sirve un oso?”, que cuenta la historia de dos científicos, dos hermanos, que son muy diferentes en sus formas de ver la vida, el mundo de la ciencia y la naturaleza. Entre los mensajes que invitan a la reflexión del telespectador destacan la importancia de una especie como el oso pardo para frenar la destrucción de un bosque, o la del desarrollo sostenible para detener el calentamiento global; la necesidad de contemplar a los bosques como hogares diseñados para la educación, y de poblar nuestras vidas con inquietudes e intereses; y los beneficios de perseverar sin rendirse hasta conseguir los objetivos marcados o de trabajar en equipo para alcanzar los mejores resultados.

Queríamos, en nuestro primer artículo, presentarnos. En primer lugar, porque son muchas las personas que nos preguntan por el significado de nuestro nombre: Azeral. En segundo lugar, porque nuestros intereses profesionales pueden parecer distantes e inconexos –sin estarlo en absoluto– o incluso considerarse desconocidos. De este modo, intentar dar respuesta a la pregunta “¿Qué es y para qué sirve un Azeral?” puede ser la mejor forma de comenzar esta andadura, independientemente de que, de alguna forma, Azeral, en su origen y en sus formas, se identifique con los mensajes de la citada película.

Como no podía ser de otra manera, el nombre de esta iniciativa tiene su origen en nuestra pasión por el aprendizaje de las enseñanzas que nos ofrece la naturaleza a través de la ciencia y de su interpretación, y por el estrecho vínculo que nos une a nuestro lugar de origen: Cuenca (España) y su Serranía. Empezaremos diciendo que el arce de Montpellier (Acer monspessulanum L.) es nuestra planta favorita. Único representante natural del género Acer en este enclave, es un árbol caducifolio que podemos encontrar formando parte de bosques mixtos con otras especies, pero también en agrupaciones casi puras –de gran belleza por cierto, especialmente en otoño– conocidas como acerales o arcedos. Pero ni el arce siempre se llamó arce, ni el arcedo siempre se llamó arcedo, ni aceral siempre se escribió con “c”. En la provincia de Cuenca y en otras zonas de España, este árbol fue conocido antiguamente como ácere, un término que deriva del vocablo medieval azre, que a su vez proviene del Árabe, y que es citado en las relaciones de Los Pueblos de España que mandó hacer el rey Felipe II en 1566. Unos años después, en el Libro de la Montería de Alfonso XI (1582), se cita el topónimo vegetal Los Azerales en referencia a un paraje de la Serranía de Cuenca donde el arce de Montpellier debió ser la especie arbórea dominante. He aquí pues la respuesta a la primera parte de nuestra pregunta: azeral, término medieval caído en desuso (no llegó al siglo XVIII) que se empleó para referirse a los bosques de arces.

Hojas de arce de Montpellier con su característico color rojizo en otoño

 

En el origen de nuestro nombre se pueden intuir las estrechas relaciones que existen entre la Ciencia y la Educación como elementos fundamentales para la Conservación de la Naturaleza. Para conservar y proteger el medio ambiente es indispensable conocerlo, entender su funcionamiento. Todos nuestros conocimientos parten del desarrollo de las diferentes disciplinas científicas, por lo que la ciencia es protagonista fundamental de los esfuerzos que se hacen por cuidar y gestionar el medio ambiente de forma adecuada. Por otro lado, la ciencia establece las base para formar y educar, guiando las decisiones y acciones de los profesionales del medio ambiente y los comportamientos individuales y colectivos de la sociedad. Sin embargo, los avances, los datos, el conocimiento y la información que genera el estudio científico del medio ambiente no sirven de mucho si no son adecuadamente transferidos a los beneficiarios de los mismos, de modo que la divulgación científica y la interpretación de la naturaleza son sumamente importantes, y no podían quedar fuera de Azeral.

Azeral Environmental Sciences | Integrando Ciencia, Educación & Naturaleza

 

Ciencia, Educación y Naturaleza”, tres pilares integrados en los que nos hemos especializado a lo largo de muchos años de formación y a los que nos dedicamos profesionalmente con toda la seriedad y el rigor que se merecen.

No sabemos si la pregunta con la que hemos titulado nuestra presentación ha quedado debidamente respondida –el libro “¿Para qué sirven las aves?” puede ayudar a comprender lo difícil que resulta a veces dar respuesta a preguntas aparentemente simples–, pero nos damos por presentados, Azeral y nuestro blog de divulgación científica, Divulgazeral, que nace con intención de convertirse en una ventana abierta para profesionales del medio ambiente y la sociedad al mundo de las Ciencias Ambientales.

Gracias por empezar a leernos. Os invitamos a que lo sigáis haciendo.


 

¿Te interesan las Ciencias Ambientales y la divulgación científica?

¡Subscríbete a nuestra Newsletter en el apartado que encontrarás al final de nuestra web

 

¿Trabajas en el ámbito de las Ciencias Ambientales, y te gustaría divulgar los resultados de tus trabajos científicos a través de Divulgazeral?

¡Escríbenos a info@azeral.es!

 

¡Síguenos en las redes sociales!

Linkedin | Facebook | Twitter | Instagram | Google+ | Youtube

Busca los hastags #divulgazeral y #azeralenvsci